Dartmoor - Grimspound





18/07/2015
Recuerdo los últimos días en León, cuando me preguntaba a dónde van las nubes?

Me apetecía cerrar con este reportaje el nuevo periplo por tierras inglesas. Recorridos por las campiñas inglesas, por sus espesos y tenebrosos bosques, por las coloridas calles de sus ciudades y por el sendero costero.

Y me he reservado una ruta por el Dartmoor para hacer un cierre especial.

El Dartmoor, la gran meseta granítica al suroeste de Inglaterra. Notable por su salvaje paisaje y por ser la cuna del Dart, el río por cuyas orillas realizamos infinitas excursiones.

En otros tiempos estos páramos estaban cubiertos por espesos bosques donde habitaba un poblado neolítico.

Grimspound son los vestigios de esos tiempos. En un amplio collado, un muro perimetral rodea los restos de lo que en su tiempo fue un poblado formado por veinticuatro chozas.

Nuestro camino nos lleva ese día por las ruinas de Grimspound y por las alturas de estas tierras descarnadas, donde la vista se pierde en el infinito.

Un día de historia y monte. Con un cielo abigarrado de nubes.

Es probable que las nubes vengan a Dartmoor.



Los ponis de Dartmoor









El collado donde se asienta Grimspound.




Pequeñas alturas rompen la uniformidad de las mesetas.





Los cisnes de Slapton Ley



29/07/2015
Slapton Ley, un lago con consideración de Reserva Natural y lugar de especial interés científico.

Si eso es poco: el mayor lago de agua dulce del suroeste de Inglaterra.

Una estrecha linea de tierra lo separa del mar, teniendo a Torcross en uno de sus extremos, lo que favorece la entrada de aves marinas.

Bastantes días hemos paseado por sus playas y almorzando en el restaurante de Torcross. En todos lo que más nos llamó la atención fue la gran población de cisnes que nadan en sus aguas.

Cisnes vulgares y cuatro cisnes negros (que imaginamos escapados de colecciones).

Barnaclas canadienses, somormujos, fochas, reales, porrones comunes y moñudos son el resto de aves.

A ellos tenemos que añadir el híbrido de pato colorado y porrón, que Martín descubre entre un grupo de porrones, y un híbrido de barnacla con ganso que aparece cuando descargamos nuestras fotos.

Slapton siempre resulta un lugar muy agradecido para la observación o para dar un largo paseo alrededor del lago.







 El blanco le enseña las plumas de pocos amigos al negro. Se aprecia la diferencia de tamaño entre ambas especies.

 Barnaclas canadienses y un híbrido de barnacla y ganso.
 También hay un blaquito.







 El prineo parece que lleva un penacho en su lomo.

 Asoma la cabeza de una de sus crías.

 Reidoras.





 El híbrido de colorado y porrón.

 Uno de los refugios

La larga playa de Torcross.

Torcross y la delgada línea que separa la playa de Slapton Ley.

INDICE DE RUTAS

Archivo del blog