Cisnes





Ver un grupo tan numeroso de cisnes parece algo natural en las orillas de Slapton Ley.

Pero nosotros que somos de Castilla y León, lo más cercano a estos animales eran las formas de los carretones de algún tiovivo, donde montábamos de pequeños.

Todo nos sorprende con estas aves: la indiferencia cuando nos acercamos, la rapidez con la que se desplazan por el agua, sus movimientos elegantes, y la fiereza con los perros que se aproximan más de lo recomendable.

Aprovechamos siempre que podemos para fotografiarles al finalizar el día, cuando la luz pierde fuerza y los tonos se adormecen.



En más de una ocasión, me entran ganas de estirar la mano y sentir el tacto sedoso del plumaje de su cuello. Seguramente, si lo hiciera, lo que sentiría sería un fuerte picotazo.




De cambios



Como por arte de magia, sin darnos cuenta, la luz se apoderó del día.

He comenzado a ver "capilotes" por muchos jardines. Sí, caprilotes!!!! las flores que cubren los valles de las montañas de León. Y aunque sean plantados, estamos a finales de febrero.

Lo cierto es, que el Sol sale a saludarnos más pronto y se queda con nosotros un rato más por la tarde, lo suficiente para alegrarnos hasta el punto de subirnos por las paredes.

Los capilotes.

Nos subimos por las paredes, pero literal.

Serretas medianas



 

Las habíamos visto en la desembocadura del Exe como lejanos puntos en el telescopio. Pero a diferencia de otros días, hoy recorremos este, en barco. Hemos visto varios grupos durante la travesía, pero las fotos son algunas intrépidas serretas medianas que se aproximaron al barco antes de la partida.

Mayor número de machos que de hembras. El macho de serreta mediana, me resulta más vistoso que el de grande. Con un aire de despreocupación, penacho despeinado, sin brillantina, presenta una mayor variedad de colores en el plumaje.

Se van preparando para su largo viaje. Hemos tenido suerte de poder verlas, ya que el barco no volverá a realizar un crucero turística hasta dentro de dos o tres semanas. Y en esas fechas seguro que ya no estarán.




 








Stover Country Park



Stover Country Park, una zona de recreo. Muy cercano a Newton Abbot. Preparado para recibir multitud de paseantes, naturalistas, pensadores, familias y amantes del aire libre.

Su lago central, alberga estos días un nutrido grupo de serretas grandes, que se mueven con total tranquilidad mientras los paseantes recorremos los alrededores del lago.

Los chaparrones intermitentes ya no nos asustan, pero siempre es bueno estar cerca de un refugio cuando se presagia que caerá pronto.

Cómo era la frase de Bowles?

-Parece que va a llover.
-Pues déjalo que caiga.

(Qué remedio)


El centro de interpretación.

Cormoranes grandes.




Serreta (Hembra)


Momentos de lluvia.

Y de sol.

Somormujo lavanco.


Porrones moñudos.




El Guerrero del Antifaz




Nada más verla, me ha recordado a El Guerrero del Antifaz.

Las reidoras están de cambio. Desde hace unos días vemos cómo algunos ejemplares están adquiriendo el plumaje nupcial, abandonando el manto blanco que han tenido durante el invierno.

Es curioso ver cómo esta transformación se ha venido produciendo en los días más duros que hemos tenido en este invierno. La luz que aumenta inexorablemente cada día, despierta entre estas aves la llamada de la reproducción.

En mi caso, esos minutos me llenan de alegría pensando que dentro de poco estaremos en primavera.

Dawlish


 Langstone Rock

Hace pocos días, el primer ministro David Cameron ha estado por Dawlish visitando las tareas de reconstrucción que se están realizando sobre del tramo de ferrocarril devastado por los últimos temporales.

Desde la semana anterior, los trenes no pueden circular por ese tramo de vía (al encontrarse totalmente arrasada) y las comunicaciones con Londres han sido interrumpidas. Lo que nos afecta directamente ya que, el viernes al comenzar las vacaciones del segundo term, teníamos programado un viaje a Londres que hemos tenido que anular.

Y recordamos que hace un par de semanas pajareando por Langstone Rock, en busca de haveldas, nos fijamos lo próximo al mar que circulaba el tren en ese tramo. Demasiado tal vez.

 Detrás de Martín el muro de hormigón por donde circula el ferrocarril y que ha sido arrasado por los últimos temporales. Al fondo Dawlish.

En busca de las haveldas




Serretas grandes




Serretas grandes en Stover Country Park.






Campiña inglesa



Campiña inglesa, donde el bello y bucólico paisaje es obra, en su totalidad, de la mano del hombre.

Desde tiempos inmemoriales, la tala de bosque autóctonos, produjo la deforestación casi total de la isla, estimándose que solo el 9% de la superficie esta cubierta por árboles originarios.

Con un clima de continuas lluvias, las colinas aparecen cubiertas de praderas de pastos bajos y parceladas por setos vivos o por cercas de piedras centenarias.

El uso de setos vivos para dividir las propiedades, ha servido para preservar animales silvestres como el zorro, el tejón, roedores y multitud de aves.

Nuestra experiencia durante estos meses sobre este punto, se cifra en un total de seis tejones que hemos visto atropellados en el tramo de carretera entre Paignton y Totnes. Un recorrido de algo más de seis millas que recorre la campiña inglesa por un autentico pasillo. Un túnel, en el que una vez que entran estos animales (que tendrían que estar invernando) resulta extremadamente difícil salir.




Escuchamos gritos.

El pastor coloca su rebaño con la ayuda de sus perros. A gritos, y desde su vehículo.


El perro, una mancha negra.

Finalizada la tarea, ocupa su lugar.

INDICE DE RUTAS

Archivo del blog