El tejo de Mirantes de Luna


 Tejo de Mirantes de Luna

Frente a las ruinas de la que fue un día la iglesia de Mirantes de Luna.

En el centro de una pronunciada curva, de la carretera que bordea el embalse de los Barrios de Luna, encontramos el cartel indicador que señala Mirantes de Luna.

No es un pueblo. Ese cartel (al igual que el Miñera de Luna, que encontraremos más adelante) nos indica el lugar, el sitio donde hace años se asentó el pueblo de Mirantes de Luna.

Hoy lo que llama nuestra atención son las instalaciones del club náutico, en el lado contrario.

Pero si aparcamos en la explanada y caminamos unos metros, nos toparemos enseguida con los restos de Mirantes.

Y en primer lugar un bonito ejemplar de tejo delante de las ruinas de la iglesia.

Un tejo que luce un verde intenso que presagia su buen estado.

Y como todas las cosas viejas, la iglesia (y con ella el tejo) sirve de rincón para ir echando todos aquellos objetos rotos y fuera de uso que no queremos. Photoshop me ayuda en este caso para eliminar de las fotos los contenedores que recogen colchones, inodoros, persianas y todas las porquerías, así como los contenedores de basura que no han encontrado mejor lugar.